Recuperación del Jardín Romántico de la Torre del Gobernador de Alella

La Torre del Gobernador de Alella es un conjunto de edificios rodeados de jardines que conforman una única finca caracterizada por su fuerte eclecticismo: fachadas de tipo neoclásico, neogótico mezclado con neoárabe, columnas clásicas que soportan arcos de herradura, ladrillo compaginado con piedra, fachadas y cubiertas de cristal decorativo y esculturas clásicas que conviven con paseos arbolados. Dentro de los diversos jardines de la finca, se encuentra el Jardín Romántico, posiblemente el más significativo para la diversidad de vegetación, la topografía cambiante y los elementos arquitectónicos singulares que lo conforman. El conjunto tiene un especial interés arquitectónico, patrimonial, histórico, social y paisajístico, por lo que forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

 

Los antecedentes de esta propiedad se remontan al siglo XIV. A mediados del siglo XVI Enrique de Cardona y de Erill, gobernador de Cataluña, la adquirió y le dio el nombre con que se conoce hoy. En 1890 pasó a manos de Antoni Borrell y Folch, quien hizo una importante actuación, hasta su muerte en 1910, cuando la finca es cedida, por voluntad testamentaria de que los bienes pasaran a usufructo de una institución religiosa. Al 1916, sus albaceas y el padre provincial de las Escuelas Pías firmaron la cesión de la Torre del Gobernador en esta institución. Fue así como se creó la Institución Borrell de la Escuela Pia de Alella, dirigida por el patronato y gestionada por el orden religioso.

 

La finca de la Torre del Gobernador perteneció a la Escuela Pia hasta el año 2001. Durante estos años se adaptaron los edificios y los jardines a los usos que se requerían como escuela. Este hecho significó una transformación de espacios y también una pérdida de elementos originales. Del año 2001 hasta el año 2014, la finca fue propiedad de inmobiliarias y finalmente, de los bancos. Este hecho propició una rápida degradación de los edificios y los jardines, debido a la falta de mantenimiento y al vandalismo descontrolado. En 2015 la finca fue adquirida por un nuevo propietario que realizó una primera intervención consistente en el desbroce y la limpieza general, para identificar los diferentes espacios de la misma, los elementos ornamentales y vegetales, el estado de los caminos ... y así poder evaluar el estado de conservación del jardín. Con la voluntad de recuperar la Torre del Gobernador, preservando y rehabilitando todo elemento del conjunto original, al tiempo que desarrollar un proyecto de hotel que incluya áreas de tratamiento de salud.

 

El Jardín Romántico de la Torre del Gobernador tiene una superficie de 17.089 m2 y toda una serie de elementos singulares tales como los diversos muros de piedras y rocas de contención de tierras, la Balsa de los Plataneros, el Lago del Paseo, la Balsa de la fuente del Granado, el Templete Romántico, el Puente de las dos torres, el Puente con arco catenario flanqueado por dos torres que salvaguarda el Torrente de Can Bernades, la Atalaya de acceso al Paseo de los Plataneros o de las Estatuas, el Lago de la Cazuela, la gruta o galería del Jardín Romántico, el almacén agrícola, las diversas estatuas y los árboles plátanos que forman parte del paseo al que dan nombre.

 

El proyecto propone consolidar, rehabilitar y restaurar cada uno de los elementos descritos anteriormente, para que el estado de degradación pueda ser detenido y que cada elemento mantenga y / o recupere su presencia y funcionalidad dentro del Jardín Romántico. A la vez que se propone también recuperar la captación de agua de riego, de manera que se puedan preservar las especies originales del jardín que han sobrevivido a los años de abandono; con recursos hídricos propios. 

 

La voluntad del proyecto es hacer una primera intervención en aquellos elementos que se ha considerado que son los que precisan de una mayor urgencia. Son una veintena de actuaciones propuestas, si bien tan sólo son una parte de las necesarias para poder volver a ver el Jardín Romántico en su esplendor. Por lo tanto, la voluntad es llevar a cabo estas actuaciones de manera que una vez ejecutadas, se pueda plantear una segunda intervención, que contendría actuaciones más efectistas estética y visualmente tales como recuperar el funcionamiento de elementos de agua decorativos, restaurar las estatuas conservadas , recuperar el Lago del Templete Romántico, rehabilitar el Puente de las Dos Torres, recuperar y rehabilitar el Puente que cruza la Riera, recuperar el funcionamiento de la red de riego natural por gravedad, recuperar el uso de la gruta subterránea, reproducir las estatuas desaparecidas, recuperar los juegos de agua de los que se tiene constancia de que existieron y recuperar toda la vegetación desaparecida.

ca · en

ubicación : Alella

promotor : Privado

arquitecto : Guillem Carrera

estructura : Jordi Masdeu

topografía : Altiplà Serveis Topogràfics

geotecnia : Geotec SL

colaboradores : Daniel Marcelo, Alex Mejon, Núria Merlo, Jordi Masdeu, Rècop Restauracions Arquitectòniques SL, Chroma Restauració del Patrimoni Arquitectònic SL, Paisatgisme Melsió SLU

año proyecto : 2017

superficie : 17.089 m2